viernes, 3 de febrero de 2017

Templo de Hathor en Dendera




Templo de Hathor en Dendera



Dendera es una ciudad situada 60 kilómetros al norte de Luxor, sobre la ribera occidental del Nilo. Allí se encuentra el templo de Hathor, una estructura tolemaica que guarda huellas datadas en las primeras dinastías y marcas que llegan hasta la era cristiana.
Entre otras cosas, este templo es famoso por poseer la sala del nacimiento más antigua conocida en Egipto. Estos lugares sagrados fueron en algún momento testigos de rituales cargados de una fuerte religiosidad y los mitos que guardan son hoy admirados por amantes de la egiptología de todo el mundo.


Al igual que el de Edfú representa un típico ejemplo de edificación del periodo ptolemaico. Se encuentra orientado hacia el Nilo, que fluye de este a oeste, por lo que su orientación real es al norte, pero para los egipcios representaba, de forma simbólica, el este hacia el que generalmente se orientan los templos, como dejaron escrito en las inscripciones que aparecen en él.


Dendera es un templo greco-romano al norte de Luxor, que presenta su famosa pintura de Cleopatra y Cesarión (hijo de Cleopatra y Julio César). Este templo es famoso por los signos del zodíaco dibujados en el techo.


Su nombre proviene de la palabra egipcia IUMIT TENTORE. El templo actual está edificado sobre uno muy antiguo de la Dinastía VI. Está dedicado a la diosa Hator llamada también "la dorada". Para ella los sacerdotes agitaban el sistro. Todos los años la diosa salía de su templo para visitar a su esposo Horus de Edfu. Los festejos duraban 15 días. Al final de la fiesta nacía su hijo Ihy, músico. En la entrada, hacia la izquierda, se puede observar una estatua del dios Bes, genio protector de la mujer embarazada y hacia la derecha el mammisi de Augusto, pudiéndose observar en los muros imágenes del nacimiento e infancia de Horus. Los ritos celebrados en él tenían como función legitimar el origen divino del faraón.


Hay un segundo Mammisi, el más antiguo construido perteneciente a la Dinastía XXX (Nectanebo I) y los ritos egipcios indicaban que allí la diosa Hathor daba a luz al joven Ihy, hijo de Horus, que representaba la fase juvenil de los dioses creadores en general. Los muros de la sala mayor muestran a los dioses tolemaicos haciendo ofrendas a la diosa.
 


El Conjunto
El templo principal está orientado, como de costumbre, hacia el Nilo, que aquí la corriente del agua va de este a oeste, de modo que el templo está orientado al norte. Sin embargo, para los antiguos egipcios, este fue simbólicamente el este, ya que el templo está enfrente del Nilo.


El templo principal es la zona de frente por varios quioscos del Período romano. Después de ellos, la monumental puerta de entrada de Domiciano y Trajano está situada en un masivo recinto con un muro de adobe que rodeaba el complejo, y conducía a una zona abierta.  El sitio carece de una columnata y las dos torres pilonos que deben preceder al interior del templo, (un recinto interior inacabado) el muro de piedra rodea un patio con entradas laterales que se abren antes de la gran sala hipóstila añadida en el siglo 1 d.C. por el emperador Tiberio.


Antes de llegar al templo de Hathor se encuentra a mano derecha el primer mamissi o casa de nacimiento, tal vez construida por Nerón, aunque más probablemente por Trajano. A pesar de que la dedicación inscripta hace referencia a Trajano, Nerón se representa en las partes principales de la sala hipóstila del Templo de Hathor, ofreciendo el modelo de una casa de nacimiento. Este es el último templo conservado de su tipo.


El nuevo santuario fue bien diseñado siguiendo los modelos ptolemaicos. Con el fin de hacer coincidir el nivel del templo con el de Hathor, el nuevo edificio se erigió sobre una alta plataforma. El edificio central contiene una secuencia de tres habitaciones. Dos corredores que aislar el gran santuario son notables.


Estos pasajes son demasiado estrechos para ser utilizados y se han añadido como un simbólico para efecto óptico. La pared trasera del santuario está dominada por una enorme puerta falsa que está enmarcada por un doble cavetto moldeado en delgadas columnas y rematado por un friso Uraeus. Un nicho de culto en lo alto de la pared corresponde a la ubicación de la estatua nicho en el santuario del templo principal.


El rey ofrece una representación del sol sobre el horizonte a Hathor y Horus.

En otras imágenes el Faraón ofrece un  barco o un collar a Hathor.


La lactancia materna es una imagen para evocar la gestación del feto.
En el centro un niño amamantado es Ihy pequeño (Horus niño, hijo de Hathor y Horus de Edfu, un símbolo de renacimiento).


Detrás de Hathor, Ihy se muestra una segunda vez, como "el gran Ihy, hijo de Hathor".





Sus escenas representan a Trajano, y a Augusto su antecesor, haciendo ofrendas a Hathor, y se encuentran entre los mejores que se encuentran en Egipto. Existen también, por supuesto, las figuras del dios Bes, el patrón de parto, talladas por encima de la columna de capitales. Los relieves en las paredes exteriores están magníficamente conservados, y retratan el divino nacimiento y la infancia del niño Horus, cuyos ritos legitiman la ascendencia divina del rey.


La casa del nacimiento estaba rodeada por un deambulatorio. En lo alto de los capiteles de las columnas  llevan la figura del dios Bes.


El frontal del ambulatorio fue ampliado por la adición de tres columnas en una especie de kiosco, con el frente formado por las esquinas en forma de pilares en L.


La Casa del nacimiento romana (mammisi) fue construida cuando la anterior estructura, que se inició por Nectanebo I y decorada en el período ptolemaico, se redujo por la construcción del inconcluso templo principal de Hathor. Sólo una puerta falsa en la zona oriental exterior de la pared principal del templo de Hathor recuerda a la de un santuario original. Originalmente, esta casa natal mide unos 17 por 20 metros y consta de un triple santuario para la apertura de una sala transversal. Fue construida principalmente de ladrillo, pero recibió una cubierta de piedra interior.


Dentro de esta estructura de más edad, las paredes de la amplia sala describen a los reyes  ptolemaicos ofreciendo a Hathor.


Dios Bes


La decoración incluye el alumbramiento de Hathor y la presentación y amamantamiento de Amón por las vacas divinas. Una escena en la pared norte muestra el dios creador Khnum la configuración de los niños, Ihy, con Hekat la diosa del parto vista en su imagen como una rana.


Encontramos en la parte inferior de cada columna.  Nekhbet y Wadjet y en medio a Ihy. El simbolismo de las plantas: Ihy sobre un loto (regeneración), Nekhbet en "Lirio" (norte), Wadjet en papiro (el sur).


Arquitrabe. Bes y Taweret animan al rey recién nacido que emerge de un loto.


Algunos restos de policromía


En los cartuchos, los nombres de los reyes niños se sustituyen por "hijo de Hathor" y Harsomtous (Horus une las dos tierras).

Nectanebo se asemeja a un niño Horus.



La celebración del nacimiento de los niños Horus famosos en el Año Nuevo juntos y la permanencia de la monarquía.


Concepción y nacimiento de hijo de Horus y Hathor Harsomtous, aquí sustituido por Amon. El rey se asemeja a Harsomtous está muy cerca de una teogamía. Amon da órdenes a Khnum. Khnum dar forma al niño en su torno de alfarero, bajo la mirada de Heqet.
La unión de Hathor y Amón.


 Ambas casas de nacimiento son ahora accesibles. Difieren considerablemente en el plan y la decoración.
Entre ambos mamissi se erige una basílica cristiana datada en el siglo V. Se trata de un excelente ejemplo de temprana arquitectura copta. A su lado se encuentran los restos de un “sanatorio”, del cual se cree es el único aún existente. A su alrededor hay asientos en donde los enfermos esperaban para ser curados por los sacerdotes y una estatua guarda una inscripción que indica que el agua era derramada sobre textos mágicos grabados en imágenes divinas, lo cual la transformaba en agua bendita y la hacía capaz de curar todo tipo de afecciones. Las vasijas utilizadas para recoger el agua bendita aún se conservan.


Al oeste del sanatorio, una pequeña capilla de Nebhepetre "Mentuhotep data de la 11 ª dinastía fue recuperado del sitio y se ha erigido de nuevo en el Museo de El Cairo. El edificio, que tiene inscripciones de  Merneptah, fue tanto para el culto del rey como de la diosa.
 


Templo de Hathor
El principal templo de Dendera es uno de los más importantes templos de Egipto, proporcionando ejemplos de una rica variedad de características de templo más tarde. Es también uno de los mejor conservados de este periodo, a pesar de sobrevivir a la destrucción de los templos de Hathor's consorte Horus y su hijo Ihy o Harsomtus que originalmente estaban cerca.
Las nuevas cámaras probablemente contienen muchos cimientos de la anterior estructura que sustituye. Algunos textos se refieren a un templo en Dendera que fue reconstruido durante el Antiguo Reino, y varios monarcas del Nuevo Reino, incluidos Thutmosis III, Amenhotep III y Ramsés II y III se sabe que han embellecido la estructura. Sin embargo, mientras que algunos fragmentos de períodos anteriores se han encontrado en el sitio, no se han desenterrado edificios anteriores. Pepi I y Thutmosis III, en particular, son recordados con inscripciones en el nuevo templo.


El templo de Hathor se construyó durante un período, aproximado, de treinta y cuatro años, entre 54 y 20 a.C. Cuando Ptolomeo XII murió en 51 a.C., la actividad de construcción del templo fue paralizada por un periodo de cuatro años, aún en sus primeras etapas, aunque contienen se hicieran algunas criptas subterráneas. Parece que el resto del templo fue construido durante los veintiún años de reinado de su sucesor, la reina Cleopatra VII. En el momento de su muerte en el 30 a.C., la decoración de trabajo acababa de empezar (en la pared exterior trasera).




El plano es un templo clásico egipcio, completamente encerrado, de  35 por 59 metros de pared y 12,5 metros de altura. Sin embargo, a diferencia de los anteriores templos, la fachada de la sala hipóstila de los frentes que el principal templo es construido como una pantalla baja entre paredes columnares.


En la fachada del templo se observan 6 columnas de capiteles históricos.
 



La primera sala hipóstila es la sala hipóstila exterior, de 42.5 m de ancho y 28.4 de largo. Inicialmente no formaba parte del edificio pues fue levantada en tiempos del emperador Tiberio. Está formada por 18 columnas dispuestas en 3 filas de 6, quedando 9 columnas a cada lado  del pasillo de entrada, unidas a media altura por intercolumnios y coronadas por capiteles en forma de sistro, instrumento consagrado a Hathor. El techo, de 15 metros de altura, está decorado con escenas celestes, en las que aparece la diosa Nut trayendo el Sol al mundo. Las paredes se encuentran decoradas con escenas de consagración del templo.


Capiteles de Hathor  en la primera Sala Hipóstila
Un sistro es un antiguo instrumento musical egipcio estrechamente asociado con Hathor. Cada columna tiene cuatro caras, que ocupan aproximadamente un tercio de la altura de la columna, tallada con el rostro de la vaca-diosa de orejas, aunque cada una de las caras fue objeto de actos de vandalismo en la antigüedad (probablemente durante el periodo de los primeros cristianos.


Las columnas están profusamente decoradas con escenas, y descansan sobre zócalos de bases planas. La pintura, que todavía se conservan en el siglo 19, fue dominada por el azul de Hathor de la peluca.


 










El techo de esta sala conserva gran parte de su color original. Está decorado como un complejo y cuidadosamente alineado simbólico gráfico de los cielos, incluidos los signos del zodíaco (introducido por los romanos) y las imágenes de la diosa del cielo Nut, que se traga el disco del sol cada noche con el fin de dar a luz una vez más en el amanecer. El exterior de la sala hipóstila fue decorado por los emperadores desde Augusto a Nerón.

 

















 


La segunda sala hipóstila es la sala hipóstila interior y hace las veces de vestíbulo.
Una puerta en el eje central del templo conduce a partir de la gran sala hipóstila a una sala interior o segunda sala hipóstila con seis columnas de Hathor que se conoce como la sala de las apariencias. Es aquí donde la estatua de la diosa "aparecía" de su santuario para las  ceremonias religiosas y procesiones. La pared frontal de esta sala fue en realidad la fachada del templo original. La iluminación dentro de la sala se presta a través de pequeñas aberturas cuadradas.


También tienen como capiteles la cabeza de Hathor. Las bases y las partes inferiores de los tambores están hechos de granito, mientras que las partes superiores son de arenisca. Escenas en las paredes de esta sala representan al rey que participa en ceremonias de la fundación para la construcción del templo, y en ambos lados puertas abiertas en tres cámaras que se utilizaron como áreas de preparación de diversos aspectos del ritual diario.


Consta de 6 columnas que forman los límites derecho e izquierdo del pasillo continuación de la primera sala. A ambos lados se encuentran pequeñas habitaciones:  


1.    Sala del tesoro. En las escenas se representan los 13 países que enriquecían con sus minas el tesoro de la diosa.
2.    Sala de ofrendas líquidas. Esta sala comunica con la parte exterior a través de una puerta por la que se introducían las ofrendas líquidas que venían del Norte.
3.    Almacén, comunicado con la sala de ofrendas y la terraza.
4.    Laboratorio, en el que se mezclaban los productos a aplicar a las estatuas. La sala está decorada con escenas en las que el faraón hace entrega a la diosa de los productos. Además aparecen inscripciones de recetas.
5.    Almacén de ofrendas del templo.
6.    Sala de ofrendas del Sur. Al igual que la del Norte estaba destinada a recoger las ofrendas que llegaban del Sur, por lo que está comunicada con el exterior por una puerta lateral.


La parte trasera del templo fue construida en primer lugar, probablemente a principios de siglo 1 antes de Cristo. El primer nombre es el rey Ptolomeo XII Auletes, pero la mayoría de los cartuchos están en blanco, probablemente a causa de las luchas dinásticas en la 1 ª mitad del siglo. Este núcleo interno incluye una sala de la ofrenda (9), en la que se dedicaron sacrificios, y una "sala de la Enéada"(10) (también conocida como la "sala del ciclo de los dioses), donde las estatuas de otras deidades se reunían con la estatua de Hathor antes de que comenzara la procesión.


Sala de las ofrendas:
A esta estancia se llega a través de la pequeña sala hipóstila, destacando en ella las pequeñas ventanas en el techo que facilitan la entrada de la luz solar. En esta sala se representa al rey haciendo ofrendas a las divinidades de Dendera. A ambos lados de la primera cámara, una escalera conduce al tejado del templo y por las cuales, el día del festival de Año Nuevo, se subía en procesión la estatua del Ba de Hathor para que recibiera los primeros rayos del sol. En la pared de la escalera del lado oeste (derecha de la sala) está grabada la representación de la procesión de subida de la barca que transportaba la imagen hasta la terraza donde tendrían lugar las ceremonias propias de esta festividad, mientras que en la escalera del lado este se representa el descenso de la barca de regreso hasta el santuario donde era guardada.


 


Sala de la Enéada
Esta segunda sala, está rodeada de unas cámaras donde se guardaban los vestidos y adornos de los dioses, la primera cámara, a la derecha de la entrada, estaba destinada al tesoro, mientras que la primera de la izquierda estaba destinada a guardar el lino, otra servía de laboratorio de elaboración de perfumes etc.


De la cámara del tesoro se llega a un pequeño patio donde unos escalones conducen a un kiosco conocido como “la Capilla Pura” wabt. En este kiosco se realizaban las ceremonias que unían a Hathor con el dios sol el día de su cumpleaños y el día del Año Nuevo. Los sacerdotes realizaban las ofrendas en el patio, mientras que en la capilla se celebraban ceremonias que incluían a los dioses del Alto y del Bajo Egipto. Esta capilla tiene un bello techo que muestra una gran representación de la diosa del cielo Nut en la fiesta de la “Unión con el disco solar”. La diosa Nut pare al disco solar cuyos rayos caen sobre Dendera. Las líneas en zigzag del vestido que lleva la diosa representan al cielo como si fuera agua y en él navegan las barcas de los dioses. En el registro superior navegan los decanatos, una barca transporta una vaca que representa a la diosa Isis-Satis y otra transporta a Orión con forma humana.


A continuación es una sala de 5,7 por 11,22 metros, denominada Santuario principal o Santuario de la barca.


Al final de la sala de la Enéada se encuentra el santuario, lugar donde se guardaba la naos con la estatua de la diosa y su barca sagrada, junto a esta barca se encontraba la barca de Horus, consorte de Hathor. En una de las paredes se representa al rey ofreciendo un espejo de cobre a la diosa (emblema sagrado de Hathor). El santuario estaba rodeado por once capillas dedicadas a divinidades relacionadas con Hathor. La capilla situada detrás del santuario de Hathor estaba destinada a guardar los símbolos sagrados de la diosa: “el sistro” y el “collar Menat”. En el muro exterior de esta capilla se encontraba un pequeño nicho que correspondía a la “Capilla de la Oreja”.


En el suelo de esta sala se encuentra la entrada a una de las doce criptas subterráneas que tiene el templo. Todas estas criptas están decoradas y se conservan en perfecto estado, probablemente eran el lugar donde se realizaban los rituales mistéricos de Hathor. Uno de los objetos de culto que se guardaba en estas criptas era la imagen del Ba de la diosa. En una de las criptas aparece representado el rey Pepi I haciendo una ofrenda a la diosa Hathor.


A los lados del santuario central y parte trasera se encuentran once capillas dedicadas a las otras deidades que se asociaron con Hathor y la sala del collar menat.


Uno de los mayores encantos de este templo es su aire de misterio, perceptible ya en el sombrío pronaos y que se va haciendo más sensible conforme uno se adentra en el santuario y en las muchas cámaras anejas.


Estas son suites de tres habitaciones (e incluso a veces cuatro). Lo alargado y estrecho de los pasajes de las cámaras están dispuestos uno encima del otro, con una profundidad establecida en el templo desde su fundación.  El acceso se realiza a través de una trampilla en el suelo y oculto detrás de bloques de la pared móvil. A diferencia de otras criptas, las que se encuentran en Dendera están decoradas en relieve.  Las decoraciones en estas cámaras se ajustan a los ejes del templo. Al parecer, estas habitaciones fueron decoradas antes de que el techo se ejecutara con bloques.





Representación dentro de las criptas
Paso a otras habitaciones. Un león con cabeza de Horus.


Una escalera de hierro se añadió para lograr esta representación.
Dos alas Maat dar el aliento de la vida.
En el medio, tal vez una representación del templo de Dendera.
Top, coronado por una cabeza de Hathor sistro, como los capiteles del templo.
A continuación, una construcción en la que hay una diosa Hathor con cuernos de vaca.
El templo está coronado por Behedety, Horus de Edfu.
Inferior, parte izquierda y derecha, muchos dioses, algunos de los cuales están sentados en un pilar Djed.


Una imagen compuesta de sistro y Menat puerta-(Sekhem). El collar de cuentas de perlas se sustituye por una usekh, el vínculo con el contrapeso es a través de 4 sekhem sistros.



Una serpiente emerge de un loto transportado por un barco.


Un niño rey (o dios Ihy) hace la presentación de  un sistro a un halcón solar.


Enigmática escena.
Dos figuras como el pepino, emergiendo de una flor de loto, son criados por dos hombres. Dentro de cada "pepino" la figura de una serpiente.
Una serpiente se eleva también por un pilar Djed
El otro... por un personaje que podría ser Heh o Atum.
Una de las salas de todo el santuario contiene las mismas representaciones que la cripta.

Relieve de Hasomtus representado como serpiente que surge de una flor de loto


Harsomtus tiene apariencia de un niño, relacionado con la flor de loto. Otras veces posee forma de momia, o de hombre con cabeza de serpiente o halcón, portando corona de plumas y disco solar. También como serpiente que aparece sobre una flor de loto.


Harsomtus es el hijo de Hathor y Horus Behedety con los que formaba la tríada de Edfu. Está relacionado con la flor del loto, pues se abre al amanecer orientada hacia el Este y al anochecer se cierra y se hunde en las aguas. Los teólogos egipcios empleaban este símbolo para identificarlo con el curso diario del Sol y lo relacionaban con el Horus solar, que compartía el mismo mito.


Se le consideraba asimilado a Ihy en Dendera.


François Daumas describe el extremo oriental de las cinco criptas a lo largo del extremo sur, nos dice que:


"En la última sala, se ve cuidadosamente tallada en la pared Sur, un halcón con las plumas, precedido por una serpiente saliendo de una flor de loto dentro de un barco. Considerando que el conjunto del templo está construido de piedra arenisca, a fin de facilitar un alivio de alta calidad se coloca en la pared, al nivel de las figuras, un bloque de piedra caliza apta para el trabajo muy detallado, de este artista. Estos relieves son representaciones cosmológicas. La serpiente que sale del loto se equipara con la brillante deidad Harsamtawy (Ihy) ya que aparece por primera vez fuera del mar primordial. Él está de nuevo representado en la parte inferior de la cripta en forma de dos serpientes también viene adelante, pero esta vez envuelto en flores de loto de protección como los sobres. A veces los que estaban en la barca-Mesktet colaborado con Horus, otras veces la Mandjet-barca con su tripulación ayudó a revelar el dios: Djed plantea su cuerpo, una forma suprema de culto, asistente del dios del prestigioso ka. Las estatuillas parecen haber sido utilizados para la celebración de Año Nuevo y la fiesta de Harsamtawy. Es probable que en estas solemnes ocasiones estos objetos fueron trasladados a la bóveda [es decir, la habitación por encima de la cripta]".


Su principal uso de estas criptas fue para el equipo de mantenimiento de culto, archivos y emblemas mágicos para la protección del templo, aunque el más importante objeto de mantenerse en las criptas es una estatua del ba de Hathor.


Unas escaleras llevan hasta el techo que, a causa de la desigualdad de alturas de los techos de las habitaciones, fue construido en terrazas.  Las enormes losas para techos se han cubierto con delgados adoquines. Su superficie es ligeramente inclinada y había canales para orientar el agua de lluvia desde el techo.





Terraza


A la terraza del templo se llega a través de las escaleras del lado izquierdo de la sala de las Ofrendas que en contra de las del lado derecho van directas al tejado. Son las mismas escaleras que utilizaban los sacerdotes en la fiesta del Año Nuevo y los muros están decorados con procesiones sacerdotales que ascienden las escaleras con las estatuas de Hathor para las ceremonias que se desarrollaban en el tejado. En la terraza se encuentran varias dependencias de gran importancia.

En la terraza se eleva un quiosco sustentado en doce columnas de preciosos capiteles hathóricos. Hasta aquí arriba se traía el día de Año Nuevo la estatua de Hathor, custodiada en el naos, para la ceremonia de su Unión al Disco, que consistía en desvelarla y ponerla en contacto con el sol naciente. Los sacerdotes, rapados y vestidos de blanco, la transportaban en andas por las escaleras, cuyos relieves representan al rey y a su séquito de sacerdotes subiendo y bajando por ellas en procesión.


En el Templo de Hathor en Dendera esta celebración tenía una gran relevancia. Se iniciaba dos noches antes y constaba de los siguientes pasos:


·       El sumo sacerdote y cuatro sacerdotes profetas acompañados por un sacerdote músico realizaban los rituales consagrados a la imagen de Hathor.


·       Detrás del santuario del templo, en una estancia llamada "Sala de la Llama", levantaban una losa del suelo para acceder a una cripta oculta donde se guardaba la barca portátil con la estatua de la diosa Hathor. La purificaban y luego la llevaban en procesión hasta la llamada "Capilla Pura".


·       La “Capilla Pura” o “Capilla del Año Nuevo” daba a un gran patio abierto y en él se celebraba un ritual llamado "La Imposición de las Ocho Coronas". Estas coronas eran entregadas a Hathor por los miembros de la Ogdóada hermopolitana.


·       La noche anterior al día del Año Nuevo y ya de madrugada comenzaba el rito central y el momento álgido de esta festividad el “Upet renpet”. El sacerdote lector junto a otros sacerdotes de menor rango, el rey y la reina seguían la procesión encabezada por los porta insignias hasta la azotea del templo. En una de las terrazas del tejado estaba el quiosco llamado "Santuario de la Irradiación" y en él se depositaba la imagen de la Diosa con las cortinas de la capilla cerradas. En el momento que salía el sol retiraban las cortinas para que se produjera la unión mística del sol Ra con la diosa Hathor, que regeneraba de esta forma sus poderes.


·       Más tarde, en otra ceremonia, el faraón bailaba delante de la estatua de Hathor, diosa del Amor, y le ofrecía un cántaro de vino antes de hacerle las libaciones. Después de la ofrenda el faraón se bebía el vino del cántaro.





Techo capilla. la diosa Nut dando a luz al Sol.


 Dos salas a los lados este y oeste están dedicadas a la muerte y resurrección de Osiris. Veamos cómo se representa en una de ellas este mito:


El dios se encuentra en su lecho, mientras que las diosas Isis y Neftis lamentan su muerte. Osiris mantiene su órgano genital erecto, mientras que Isis está suspendida en el aire con forma de hembra de halcón para recibir su semen y engendrar a su hijo Horus, en el que Osiris volverá a la vida reencarnado. En el techo se muestran también representaciones de la diosa Nut y varias deidades ctónicas.


Es muy célebre la representación del llamado “zodíaco de Dendera”, aunque el que se encuentra actualmente es una copia de yeso del original que se encuentra en el Museo del Louvre. En la sala de la derecha se continúa representando el mito de Osiris, pero podemos ver también el nacimiento del hijo de Hathor, Ihy.


El llamado zodiaco de Dendera es un bajorrelieve esculpido en el techo de la pronaos (o pórtico) de una cámara dedicada a Osiris Contiene imágenes que parecen corresponder a las constelaciones de Tauro y Libra. Esta cámara está datada a finales del periodo ptolemaico y su pronaos fue añadido durante el reinado del emperador Tiberio. Esto llevó a Jean-François Champollion a fechar el relieve correctamente en el periodo grecorromano, pero muchos de sus contemporáneos postularon que databa del Imperio Nuevo. La fecha aceptada mayoritariamente en la actualidad es hacia el año 50 a. C., pues muestra estrellas y planetas en las posiciones en que se observarían en esa época. Se ha conjeturado con que el relieve sirviera de base para la confección de sistemas astronómicos posteriores.


Durante la campaña napoleónica en Egipto, Vivant Denon dibujó el zodiaco circular y los rectangulares. En 1802, tras la expedición napoleónica, Denon publicó varios grabados del techo del templo en su Voyage dans la Basse et la Haute Egypte.[2] Éstos suscitaron una gran controversia en torno a la fecha del zodiaco, que iba desde miles de años hasta unos siglos y si era un planisferio o una representación astrológica. Louis Charles Antoine Desaix, también miembro de la expedición, decidió enviar el relieve a Francia y así, en 1820, el distribuidor de antigüedades Sébastien-Louis Saulnier encargó a Jean Baptiste Leloraine, un maestro albañil, extraer el zodiaco circular usando herramientas especialmente diseñadas para esa labor. La pieza finalmente llegó en 1821 a París y al año siguiente fue instalada por Luis XVIII en la Biblioteca Real. En 1964, se trasladó de la Biblioteca nacional al Museo del Louvre.


El zodiaco es un planisferio o mapa de las estrellas en un plano de proyección particular, mostrando las 12 constelaciones zodiacales de la banda, que forman 36 «décadas» de diez días cada uno, y los planetas. Estas «décadas» son grupos de estrellas de primera magnitud. Estos se utilizaron en el antiguo calendario egipcio, que se basó en ciclos de 30 días y en el orto helíaco de la estrella Sothis (Sirio).


Su representación del zodiaco en forma circular es único en el arte del Antiguo Egipto, siendo más normales los zodiacos rectangulares, como los que decoran la pronaos del mismo templo o los «techos astronómicos» de las tumbas del Valle de los Reyes.


La bóveda celeste está representada por un círculo sostenido por cuatro pilares del cielo en forma de mujeres, entre las que se insertan seres con cabeza de halcón. En el primer anillo, 36 seres simbolizan los 360 días del año egipcio quedando 5 1/4 días epagomenales sin nombre (funestos).


En el círculo interior, se encuentran las constelaciones, mostrando los signos del zodíaco. Algunas de éstas están representadas de la forma habitual, como por ejemplo, Aries, Tauro, Scorpio, Capricornio, aunque en la mayoría en diferente orientación en comparación con las convenciones de la antigua Grecia y la evolución árabe-occidental posterior), mientras que otros se muestran en la forma habitual de Egipto, como Acuario, que está representado como el dios de las inundaciones Hapy, sosteniendo dos vasos de los que brota agua.


La polémica en torno al zodiaco, llamado el «Asunto de Dendera», incluyó a personas como Joseph Fourier (que calculó su composición en el 2500 a. C.) Thomas Young, Jean-François Champollion y Jean-Baptiste Biot. Johann Karl Burckhardt y Jean-Baptiste Coraboeuf mantuvieron, tras analizar la pieza, que los antiguos egipcios conocían la precesión de los equinoccios. Champollion, entre otros, creyeron que se trataba de un zodiaco religioso y descifró los nombres de los emperadores Tiberio, Claudio, Nerón y Domiciano y fechó el relieve en la época de dominación romana.[


Las paredes exteriores del templo de Hathor


El rey abandona su palacio, precedido de signos.


Sistros se agitan ante Hathor.
Abajo a la izquierda, dos pequeños dioses en un Tawy Sema. Estos son Ihy-Noun y Ihy wab-, que sustituyen el mínimo histórico, el niño real y su Ka.
Ante un personaje sentado sobre un loto, que se apoya en las plantas heráldicas lirios, y el papiro. Probablemente el niño rey.


Nekhbet y Wadjet coronado faraón.



Hathor e Isis la lactancia

El rey ofrece una planta (?) Y se derrama un líquido, o semillas (?)
Ofrecimiento de un toro (o vaca
Véase también la sentencia de la cornisa.
 
El rey Ptolomeo hace una ofrenda a un divinizada reina Cleopatra.

Registro bajo, ofrenda de Nekhbet y Wadjet con uraeus respectivamente blanco y corona roja.


Detrás de Hathor e Isis la diosa Imentet que representa las necrópolis al oeste de la Nilo. Ella está representada como una mujer con el jeroglífico de "oeste" en la cabeza, y con frecuencia aparece en las tumbas de bienvenida al difunto a la otra vida. Sin embargo, ella estaba tan estrechamente vinculada con Hathor y Isis en sus funciones después de la vida que nunca está representada como una deidad independiente de esas dos diosas.



Los ritos de fundación y consagración del templo


Cave un surco para marcar la ubicación.


Vierta arena en las zanjas de cimentación.


Mostrando a Hathor y Horus.
Estos ladrillos serán parte de los "depósitos de fundación".


Colocación del primer ladrillo.


La piedra angular usando una palanca.


Extender Natrón por todo el templo para purificarlo


"Dar el templo a su amo", es decir, la ofrenda a la deidad (es decir, Hathor) a quien está dedicado.




En la parte trasera del muro exterior del templo directamente detrás del santuario, debajo de la cabeza de león son escenas que muestran la enorme figura de Cleopatra VII y su hijo con Julio César, Caesarion, que se convirtió en la gran reina de co-regente con su hermano Ptolomeo XV.  En el centro de la pared es la gran puerta falsa con un gigantesco emblema de Hathor, que ha disminuido lo largo de los siglos por los peregrinos que rasparon para obtener un poco de la piedra sagrada en el punto donde podría entrar más cercano a la figura de Hathor.  Esto es  la ubicación del santuario de la "audiencia de oído", lo que permitía a la diosa "escuchar" las oraciones de la gente común lo que se permitía dentro del templo principal.
 
Inmediatamente al sur del templo de Hathor, está el templo de Isis, conocido como la Iseum, que utiliza bloques de un edificio destruido ptolemaico y fue construido por Augusto. El alto relieve muestra a Isis dando a luz, figura que ha sido mutilada.  Dentro de la pared trasera del santuario la estatua de Osiris (ahora destruido) que se apoyada en los brazos de Isis y Nephthys.

No hay comentarios:

Publicar un comentario